martes, 5 de abril de 2011

Tiempo al tiempo

Que no, que no, ¡qué NO!
Tengo 15 años. No soy nada del otro mundo, no tengo mucho dinero, no tengo intereses fijos y lo fundamental, no tengo nada claro.
No digo que no me pregunte cosas, como todo el mundo yo también tengo mis dudas...y tampoco tengo ni idea de que voy a hacer con mi vida, que voy a estudiar y mucho menos como va a ser esa persona con la que decida formar una familia. Y digo yo, ¿qué prisa hay?, quiero decir que tengo tiempo ¿no?, no es que tenga que decidir ya con quien me tengo que casar ni que quiero estudiar (aunque lo tengo claro). Como ya he dicho soy normal (mediocre no, no confundamos conceptos) y tengo mis límites así que lo digo ya por si acaso: yo bajo presión no trabajo bien, así que voy a dejar cada cosa a su momento, cuando tenga que decidir decidiré YO, nada de estrujarme las neuronas pensando en algo que aun no está ni a la vuelta de la esquina. Las cosas llegan solas y a su debido ti
empo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario